Blanqueador total de algodón

Regulador fisiológico, defoliante, desecante de uso agrícola.

Una nueva herramienta que está revolucionando los cultivos de algodón. Herbicida defoliante para uso en el cultivo del algodón, previo a la recolección mecanizada o manual.
Se absorbe por las hojas y provoca la defoliación induciendo la separación celular en la base del peciolo.

Blanqueador total

Uso y manejo:
Asociación de Thidiazuron: regulador del crecimiento, con Diuron: herbicida residual, sistémico, absorbido por las raíces y, en cierto grado, por las hojas y transportado por el xilema, y Paraquat: bipiridilium, sal dicloruro con actividad herbicida de contacto y cierta capacidad de traslocación.

Presentado en forma de concentrado soluble. Su aplicación está indicada como defoliante para aplicar en algodón. Esta combinación de ingredientes activos, permite que el natural metabolismo de la planta siga su proceso de maduración normal.

Algodón: como defoliante, 600-800 mL/ha. con 120 litros de agua como mínimo, cubriendo bien el follaje, teniendo especial cuidado en cultivos de surcos muy estrechos, teniendo en cuenta humedad ambiente y velocidad del viento; debiendo ajustarse correctamente la calibración de los equipos de aplicación, para un homogéneo mojado del follaje (mínimo 40-50 gotas/cm2).
(Cuando las condiciones de humedad durante la aplicación sean muy altas puede dividir la dosis en dos aplicaciones con el fin de disminuir el nivel de rebrotes de las plantas aplicadas.
Se recomienda aplicar 400 ml/ha y 5 días después aplicar nuevamente 400 ml/ha, solo si así lo requirieran las condiciones ambientales).


Época de aplicación:
Es imprescindible la recomendación de un ingeniero agrónomo calificado, para la correcta elección del momento oportuno de aplicación.

Para la recomendación del momento de la aplicación del producto existen dos métodos:
Porcentaje de cápsulas abiertas: Se recomienda aplicar cuando el 90% de las cápsulas estén abiertas y el resto de las cápsulas estén maduras. Para calcular el porcentaje de cápsulas abiertas, cuente el número de éstas y el total de cápsulas cosechables por planta en un metro lineal en cuatro lugares del campo seleccionados al azar. Divida el número total de cápsulas abiertas entre el número total de cápsulas cosechables y multiplíquelo por cien (100).
Técnica de la navaja afilada: Cortar transversalmente las cápsulas aun cerradas de tal forma que se puedan observar las semillas seccionadas por el paso de la navaja, para aplicar no se deberá observar en la cápsula síntomas de inmadurez como: presencia de gelatina alrededor de la semilla, agua brillante en la cápsula, cotiledones blancos (en lugar de verde amarillentos) y encubierta de las semillas de color blanco (en lugar de café o canela).

Deberán tenerse en cuenta los siguientes factores:

  • Temperaturas promedio del día superior a 22°C, alta luminosidad, buena humedad del suelo, cultivo parejo y plantas de mediano o pequeño porte, favorecen la acción del producto.
  • Temperaturas medias inferiores a los 22°C, cultivos densos e irregulares, lluvias inmediatamente después de la aplicación y fuerte enmalezamiento, son factores que retardan o limitan la acción del preparado.

Es importante enfatizar que las aplicaciones de defoliantes y maduradores, marcan el final del ciclo del cultivo, sin hojas la planta deja de alimentar los frutos. El número y peso de las capsulas al momento de la defoliación definen el limite máximo de rendimiento y calidad de fibra.

Representante comercial: Néstor Ariel Sogne – Tel: 3731 62-5199
Asesor técnico: Ing. Carlos Mitre – Tel: 3855 93-0086

A %d blogueros les gusta esto: