Mitos y Realidades del Rolado

El rolado es una práctica muy utilizada en la región extrapampeana argentina para fines ganaderos, específicamente siembra de pasturas perennes. A pesar de su uso generalizado, en general, existe muy poca información técnica disponible o de consulta sobre el rolado para orientar a los profesionales y productores. El especialista y consultor, Dr. Carlos Kunst nos cuenta en esta nota como hacer del rolado una práctica más “racional” desde los puntos de vista ecológico y agronómico.

¿Qué es un rolado? ¿Para qué sirve?

El rolado es una perturbación (disturbio) mecánica. Una perturbación es un evento discreto que elimina biomasa y genera una nueva disponibilidad de los recursos luz, agua y nutrientes. Esa nueva disponibilidad es utilizada por las especies presentes para crecer, generando nuevas comunidades vegetales que pueden ser aprovechadas agronómicamente, para producir carne. Las perturbaciones (ej. fuego, plagas, inundaciones) son muy importantes en ecología práctica porque son fuente de creación de diversidad, al generar nuevos hábitats tanto para especies vegetales como de fauna. Ejemplos de perturbaciones agronómicas son el pastoreo (herbívora), el raleo en plantaciones forestales, etc. Lo importante no es la perturbación en sí, sino sus atributos: intensidad, severidad y frecuencia, que definen en conjunto el régimen de perturbaciones. Estos atributos serán explicados e ilustrados a continuación.

Un aspecto muy importante de las perturbaciones es que, técnicamente hablando, no son ni buenas o malas. Las perturbaciones tienen efectos, que pueden ser positivos o negativos de acuerdo con las especies vegetales y de fauna presentes. Esa evaluación generalmente depende del observador y de los objetivos.

Realidad 1. ¿Por qué hay que usar una perturbación en la región chaqueña para mejorar la actividad ganadera? En la región chaqueña la vegetación nativa esta (o estaba compuesta) por un mosaico de comunidades leñosas («bosques») y graminosas (sabanas) con una capacidad de carga animal ntrínseca. Esa vegetación nativa diversa se ha homogeneizado (fachinal) a causa del sobrepastoreo, el exceso de tala y falta o exceso de fuego. Actualmente, las leñosas, lejos de desaparecer («desmontes irracionales»), son dominantes.

Realidad 2. La vegetación nativa actual del Chaco dominada por leñosas presenta dos problemas relacionados con la ganadería:

Receptividad actual nula o casi nula en relación a la potencial, en función de la precipitación y calidad de suelos (receptividad potencial). No puede ser que el «pastizal natural» en condición buena en La Rioja o Mendoza presente una oferta de biomasa mayor y por lo tanto mayor receptividad, que en Santiago del Estero. La baja receptividad y la dominancia de leñosas no es algo intrínseco de la vegetación nativa.

Accesibilidad limitante o nula. Las leñosas impiden el libre movimiento de personal y hacienda. Puede «haber pasto», pero no está accesible al diente. La hacienda se la pasa dando vueltas en las picadas perimetrales. Un aspecto importante es si hay especies de animales que ramonean leñosas, los órganos muchas veces están en una posición tan alta que se escapan al diente.

Por lo tanto, la solución agronómica es perturbar. ¿Conque? ¿Cómo? Fuego, la perturbación histórica natural, no puede usarse porque no hay combustible para quemar. Los herbicidas son riesgosos y se deben usar exclusivamente bajo supervisión profesional.

Realidad 3. Por cuestiones agronómicas, ecológicas y económicas el rolado es más recomendable para sembrar pasturas perennes que el desmonte total tipo agricultura.
La única “herramienta” disponible por su facilidad de aplicación (hay contratistas) es el rolo. Hay dos tipos elementales de perturbación mecánica disponible son la manual: (hacha, machete y pico) o las pequeñas herramientas (motosierra, desmalezadora). Tienen la gran ventaja que pueden aplicarse de manera selectiva (manejo de la “dosis”), pero su desventaja son el tiempo y el costo. Para la región chaqueña la mecanización de la perturbación es casi obligatoria y ello implica el uso del rolo.

¿Qué debería hacer un rolo? Aplastar las leñosas y cortar sus ramas o troncos, y remover el suelo. También debería poder sembrar las dos especies disponibles, Gatton y Cenchrus. La capacidad del rolo de selecciónar leñosas es mediana a baja, pero su velocidad de trabajo supera a la perturbación manual.

¿Cómo asimilar los conceptos de intensidad, severidad y frecuencia a las perturbaciones mecánicas = rolado?

Intensidad: “Dosis” de la perturbación. Puede asimilarse a la cantidad de energía consumida en la aplicación de la perturbación mecánica. También puede estimarse observando la cantidad de biomasa especialmente leñosa, eliminada (cantidad y diámetro de residuos leñosos remanentes luego del rolado) es fácil asignar una categoría de intensidad: alta-media-baja que a su vez está relacionada con el tamaño de la maquinaria y al número de pasadas. También la repuesta a la pregunta sería ¿Cuánto hay que romper para lograr (a) una oferta aceptable de gatton panic (forraje) (b) que transcurra un largo periodo entre perturbaciones mecánicas?

Severidad: “Efecto” de la perturbación sobre el ecosistema. Ej. ¿Disminuye el nitrógeno o la materia orgánica comparados con la línea de base? ¿Se arrastró el mantillo? La severidad debería estimarse sobre sus efectos sobre el ciclo de la materia orgánica y del agua, dos ciclos fundamentales para la producción de biomasa.

Frecuencia: Es el tiempo de retorno, expresado en años, de la perturbación. En el caso del rolado, es el tiempo para volver a “rerolar”, ya sea para controlar las leñosas, para «renovar» el tapiz herbáceo o remover temporalmente el suelo. Este es un aspecto clave de importancia ecológica y económica del que se posee muy poca información a nivel mundial.

Régimen: Los tres atributos anteriores se combinan en el régimen de perturbaciones que vamos a aplicar.

Realidad 4. No existe información sobre cuál es el “mejor” régimen de perturbaciones para ganadería en la región chaqueña. ¿Cómo reunir la información? Experimentación y en forma empírica.

Realidad 5. En el mercado, disponibles hay muchos modelos y diseños de rolo, tractor,
sembradoras y otros complementos. Ninguno está probado en relación con la eficiencia energética.

La práctica del rolado:
detalles de la herramienta “rolo”.
El rolo es una herramienta muy sencilla: es un tambor de metal de diámetro 1,2-1,5 m y ancho variable con cuchillas, que es traccionado por tractor o topadora. Hay un sinnúmero de rolos disponibles en el mercado, la mayoría con un diseño producto de la imaginación de los constructores.

Realidad 5. En el mercado, disponibles hay muchos modelos y diseños de rolo, tractor, sembradoras y otros complementos. Ninguno está probado en relación con la eficiencia energética.

Originalmente el rolo fue desarrollado en Florida, USA para el control de “palmas”. Se presentaba en un tándem de 3 y era traccionado por topadora. El concepto fue importado a la Argentina en algún momento y fue evolucionando en la zona de Jesús María (Córdoba) hasta el estado actual. Originalmente se usaba para «habilitar tierras» rolando y quemando.

No existe en la actualidad consenso sobre cuál es el «mejor» diseño del rolo. Como principio general se debe tener en cuenta que la maquinaria se diseña en función de la resistencia o trabajo que debe enfrentar (el trabajo que debe realizar). Si el objetivo es disminuir la dominancia de las leñosas arbustivas, la resistencia al avance es mínima, solo basta observar la facilidad de quiebre de las ramas de tala, garabato, molle, etc. El primer aspecto es el clásico en maquinaria: eficiencia de uso de la energía = combustible, el tiro debe estar en el mismo plano que la resistencia, etc.

Los aspectos para mejorar en el rolo serían los siguientes:
● Distancia entre las cuchillas. La cuchilla debe estar colocada de manera tal todo el peso del rolo este sobre la misma, actuando como una guillotina. Las cuchillas muy juntas hacen que el rolo flote sobre los residuos que aplasta y no corte. El rolo no va a quebrar ramas con Diámetro > 10 cm, que no son cortadas de cualquier manera. Las cuchillas no deben estar colocadas en una hilera completa, sino que es preferible que estén divididas.
● Debe ser capaz de remover el suelo en forma leve.
● El tractor debería presentar una hoja o defensa delantera, que facilita el aplastamiento de los leñosas y defienda al tractor de los tocones. No debe arrastrar mantillo.
● ¿Es necesario lastrar con agua el rolo? Cualquier incremento en el peso del rolo va a tener una repuesta en el empleo de combustible para traccionar.
● Mas corte facilita la descomposición de los residuos leñosos.
● Acorazar la maquinaria, roturas en el chasis (estructura) del tractor. Tocones.
● Potencia de la máquina. Contratista. Elección.

Conceptualmente, las cuchillas del rolo vendrían a reemplazar el movimiento de corte que realiza el hacha. El rolo tiene como desventaja que no es fácil orientar la selección de plantas y órganos a cortar, pero tiene la ventaja de la mecanización, es decir disminuye el esfuerzo físico y se gana tiempo.

¿Qué efecto tiene el rolo sobre las leñosas?

Mito A. El rolado mata absolutamente todas las leñosas. Eso es falso, el rolado no mata absolutamente nada. El rolado solo corta y rompe la dominancia apical. Tiene un efecto parecido a la poda. Las especies leñosas del Chaco están adaptadas a una perturbación más intensa y severa que el rolado: el fuego, que mata toda la estructura aérea. Al romper la dominancia apical, la planta pone en funcionamiento las yemas laterales y automáticamente trata de recuperar su copa. El número de tallos luego del rolado es generalmente superior a antes del rolado. Lentamente, una nueva rama o rebrote domina nuevamente y la planta adquiere la forma inicial. En realidad, el rolado rejuvenece a la comunidad leñosa porque genera nuevos órganos. La biomasa del arbusto, que antes de tratamiento estaba «arriba», ahora está cerca del suelo y se convierte nuevamente en un problema.

¿Para qué rolar entonces? El rolado es la única perturbación mecánica disponible que puede entrar en algunos de los fachinales que existen. Es una maquinaria relativamente chica, es mas barata que el desmonte total para ganadería, y conserva las poblaciones de árboles, que son clave para la ganadería porque aportan sombra y materia orgánica a través de la hojarasca. La sombra y la MO son indispensables para el gatton panic.

Mito A. ¿El rolado mata absolutamente todas las leñosas? Eso es falso.

Mito B. El rolado disminuye la biodiversidad vegetal. El rolado es una perturbación: como tal, bien aplicado (intensidad, severidad y frecuencia apropiadas dentro de un régimen, favorece la diversidad vegetal a distintas escalas (especies, paisajes) y por influencia directa la diversidad de otras especies al modificar el hábitat.
El «problema» es el exceso o dominancia de leñosas arbustivas, que generan limitantes de accesibilidad y tránsito. Manejarlas implica la aplicación de una serie de técnicas que vamos a analizar posteriormente.

Realidad 6. Si el rolo no mata, ¿Por qué lo siguen recomendado? ¿Porque no desmontar completamente tipo agrícola para sembrar pasturas? Dos razones: (a) ecológicas-agronómicas y (b) económicas. El primer aspecto es que se puede lograr una oferta de forraje sin diferencia con desmonte total en el rolado, manteniendo los servicios del ecosistema.

Mito B. ¿El rolado disminuye la biodiversidad vegetal?

Mito C. Eficiencia ecológica versus eficiencia ingenieril. Maquinaria (rolo y su tracción) mas «grandes» son mejores. Eso es falso. Las razones para justificar esta aseveración son múltiples: más superficie en menos tiempo, menor roturas, es lo que hay, etc.
Eso no es necesariamente cierto todas las veces. La perturbación debe adaptarse al ecosistema y no al revés. El rolado es una perturbación que posee efectos positivos y negativos (ej. volteo innecesario de árboles o arbustos de tamaño grande, cuyos residuos que limitan aún más la accesibilidad): nosotros debemos minimizar los efectos negativos. Aplicar la misma maquinaria para todos los casos significa aplicar el mismo tipo de perturbación a todos los potreros: ¿Son todos los potreros o comunidades vegetales iguales? ¿La intensidad y la severidad de rolado deben ser las mismas? Esa decisión se debe pensar muy bien y de haber asesoramiento profesional competente.

Mito C. Maquinaria (rolo y su tracción) mas «grandes» son mejores. Eso es falso.

Siembra de Gatton
Generalidades
La siembra de una especie forrajera es absolutamente recomendable en un rolado destinado a ganadería. La perturbación mecánica va a generar una explosión de germinación de plantas, y las primeras que van aparecer son las herbáceas. En el caso de las gramíneas van a salir si hay un banco de semillas importante. Debido a que la información sobre el banco de semillas es generalmente desconocida, se recomienda sembrar EN FORMA INSTÁNTANEA con el rolado para aprovechar el súbito flujo de agua y nutrientes. Al aplastar la cobertura que evapora agua hay un período breve (< 2 meses) en donde hay gran disponibilidad de agua. Esa disponibilidad debe ser utilizada para la semilla de forrajeras para germinar. Hay dos aspectos a tener en cuenta:
a) Densidad de siembra. La densidad recomendada es 6 kg/ha. Eso quiere decir que se deben distribuir 0,6 gr/m2. Es una cantidad muy pequeña y hay que evaluar si estamos sembrando esa cantidad antes y después de la siembra
b) Calidad de semilla, cobertura de semilla. Este es un aspecto clave de la siembra de Gatton. No vamos a entrar aquí en ese tema.
Recomendamos consultar:
Fiant et al. BUENAS PRÁCTICAS PARA LA EVALUACIÓN DE CALIDAD DE SEMILLAS INCRUSTADAS DE GATTON PANIC en internet.
https://rdu.unc.edu.ar/bitstream/handle/11086/6791/Manual%20de%20buenas%20pr%C3%A1cticas%20para%20la%20evaluaci%C3% B3n%20de%20calidad%20de%20semillas%20incrustadas%20de% 20Gatton%20panic.pdf?sequence= 1&isAllowed=y

Siembra

c) ¿Qué sembradoras hay disponibles? Existe una gama. Lo importante es que puedan regularse fácilmente. Hay que recordar que se deben distribuir 0,6 gr de semilla por metro cuadrado. Se debe supervisar que la sembradora este trabajando bien en forma permanente

Mito D. Aunque se siembre menos de la densidad recomendada, el Gatton va a terminar dominando debido a su adaptación a la zona, a las perturbaciones y su abundante producción de semilla. Eso es falso. La relación pastura – arbustivas es una de competencia, exacerbada a favor de las leñosas puesto que los vacunos no son ramoneadores, por lo tanto, los pastos están siempre «en desventaja».

Las recomendaciones son las siguientes:

1. Si el «bosque» está en un sector de topografía local alta, existen árboles de altura > 10 m y los suelos son de textura mediana a gruesa, es el ambiente ideal para sembrar gatton. Se debe sembrar 6 kg/ha, nunca menos. Dejar descansar una estación de crecimiento, y luego pastorear. Se debe «saturar» con semilla para facilitar la competencia con los arbustos. Si es posible sembrar más densidad para saturar el ecosistema y hacer una buena competencia a los arbustos.

2. Si la vegetación nativa a rolar está en un bajo o es una ex sabana, y los suelos son pesados y no hay sombra, puede ser que se requiera una maquinaria que remueva el suelo de manera más severa que un rolo, ej. una rastra tipo Rome.

3. Umbrales de densidad de Gatton. Esto es lo mismo que preguntar ¿Cuántas plantas por ha necesito tener logradas para que la siembra sea considerada una «pastura de Gatton»? A la siembra se estima las plantas logradas de Gatton deberían ser 18-20 pl*m2. Con el tiempo, 5-6 años, se estabiliza en 5-6 pl/m2: las plantas de Gatton tienden a aumentar su diámetro de área basal y a disminuir su densidad. Se desarrolla una «corona» de macollos (tallos) duro s Por debajo de esa densidad se debe pensar en retratamientos o re-perturbaciones. No se van a tratar aquí por su extensión.

4. Umbrales de rendimiento de Gatton panic. Luego de la siembra, el Gatton debe dejarse descansar durante 1 o 2 estaciones ce crecimiento para que enraíce y se desarrolle. Un rendimiento de biomasa aérea de 5000 kg MS/ha es lo mimo esperable. El rendimiento anual está muy influenciado por la precipitación y el manejo del pastoreo. Biomasa aérea seca no es forraje y masa.

Manejo del pastoreo de Gatton en rolados.

Realidad 7. Sin pasturas = alimento, no hay animales. Aunque se venden animales para mantener la empresa, hay que cuidar las pasturas. ¿Cómo se «cuidan» las pasturas? No sobre pastoreando. Es una cuestión a la que hay que prestar mucha atención; las pasturas no se manejan desde el escritorio ni desde la camioneta.
Hay aspectos conceptuales sobre el pastoreo que deben tratarse antes de analizar este tema con cierta profundidad. ¿Qué está primero? ¿Los animales o las pasturas? Responder a esta pregunta no es tan fácil como se cree. Los animales es el producto que se vende, por eso los productores tienden a darle mayor dedicación a los mismos y la pastura pasa a segundo plano.
Hay numerosos «sistemas de pastoreo». El más reciente en la Argentina es el «pastoreo regenerativo». Todos deben tener en cuenta los siguientes aspectos.
a. En la región chaqueña solo llueve en verano (3-4 meses). Eso quiere decir que lo que se van consumir el año entero por la hacienda se debe producir o acumular esos meses. Lo peor es cuando a la salida del invierno las lluvias se atrasan y pasan meses enteros sin lluvia.
b. Descansos: dejar que la pastura crezca sin consumo animal ni pisoteo es un aspecto clave y solo puede aplicarse cuando el ambiente favorece el crecimiento, es decir durante fines de primavera-comienzos de otoño. Hacer descansar en otro momento del año no tiene sentido. Los descansos pueden ser de toda la estación de crecimiento, dejando que la planta semille; o solo una parte de esta, al principio o al final. Es preferible dejar descansar toda la estación de crecimiento. Debido a la natural encañazón el Gatton pierde calidad, por eso existe resistencia a la recomendación. Pero el descanso es clave para mantener la pastura más años.
c. Hay un aspecto clave del manejo: el remanente de la pastura, se debe dejar algo de tejido fotosintéticos para las plantas = en Gatton la altura remanente es 15-20 cm, más alta que en las especies nativas.

Realidad 8. ¿Cómo acumula biomasa aérea el Gatton? Crecimiento. ¿Cuantas veces pastorearlo? Gatton comienza su crecimiento a fines de primavera – comienzos del verano, por efecto de la temperatura del aire. Pero se expresa en su totalidad durante el verano; con dos picos de crecimiento. El primero llega a fines de diciembre-principios de enero, el otro en el otoño. De acuerdo a esta evidencia, solo se podrían realizar dos pastoreos totales, al ras, si es que se opta por pastoreo rotativo (ej. pastoreo regenerativo).

Manejo de leñosas – Tiempo de retorno – Longevidad del tratamiento

Hay dos «tipos» de leñosas para la ganadería: las arbustivas y los árboles. La limitación impuesta al acceso por parte de las arbustivas hace que las mismas sean el principal problema de la ganadería. Las arbustivas son especies nativas y están adaptadas a las perturbaciones, y pertenecen a los géneros Celtis, Acacia, Schinus, Geoffroea, Prosopis, etc. Las especies le hacen frente a la perturbación con su capacidad de reconstruir su estructura aérea a través de las yemas adventicias, que pueden estar hasta en las espinas. Otra cuestión que ya se dijo es que el pastoreo «ataca» a los pastos, y que los arbustos crecen generalmente sin presiones. Si a esto se agrega que la perturbación inicial fue tan severa que elimino todos los árboles que hacían competencia por luz solar y la densidad del gatton es tal que no compite bien con las leñosas, la «re-invasión» de las mismas es muy veloz. Solo las cabras son capaces de ramonear y se «sobreramonea», pueden controlar eficazmente a los arbustos.

Una manera de evaluar el éxito en el manejo de rolados y estimar el tiempo de retorno para re-rola, que también puede llamarse «longevidad» del tratamiento. El tiempo de retorno tiene profundas implicancias ecológicas y económicas. No es lo mismo «re-rolar» cada 2 años (1 estación de crecimiento intermedia) que cada 5 años. ¿Cuál es el intervalo de retorno de referencia? Una búsqueda bibliográfica a nivel internacional indica que un umbral mínimo de retorno sería 3 años. En un ensayo en el INTA Santiago del Estero el tiempo de retorno fue de 7 años, el doble del umbral mínimo.

¿Cuál es la intensidad de rolada recomendada?
La intensidad de rolado (tamaño del rolo y de la máquina que lo tracciona) debe ser intermedia. ¿Cómo se maneja la intensidad del rolado? Con la capacitación del tractorista: explicar que no es un ambiente agrícola.

Capacitación del tractorista: explicar que no es un ambiente agrícola.

Silvopastoril ¿Cuantos árboles dejo?

Mito D. ¿Un rolado con mucha densidad de árboles es automáticamente un «silvopastoril»? No. Para ser considerado un «silvopastoril» se requiere que la «sustentabilidad» del «bosque» este asegurada. Al no existir una definición clara de bosque chaqueño, es muy difícil saber que es «sustentable». ¿Cómo rolar? ¿Cuántos árboles hay que dejar?

Autor: Dr. Carlos Kunst

Fuente: Revista Campo para Todos.

Edición N° 147 Mayo de 2020

A %d blogueros les gusta esto: