Un paso importante para saber que algodón producimos

La clasificación de fibra de algodón

En diálogo con Revista Campo para Todos, Ricardo Pica, técnico clasificador de fibra de algodón de la desmotadora de algodón VIEGA SA, ubicada en la localidad de Fernández, nos cuenta como se realiza la clasificación de la fibra de algodón.
Pica es actualmente Miembro del Centro de Clasificadores de Algodón de la República Argentina (CECAL), entidad avalada por la Secretaría de Agroindustria y la Cámara Algodonera Argentina.

Ricardo Pica

¿Qué es la clasificación de fibra de algodón?
La clasificación es lo que determina al productor y al desmotador la calidad de fibra que está saliendo de la planta desmotadora. Eso se logra extrayendo muestras de cada lado del fardo de algodón para poder tener un pantallazo de lo que vale. Por lo tanto, la clasificación se va a determinar por su tonalidad, las impurezas, la cantidad de fibras inmaduras y otros defectos como manchas o daños de campo. A eso se le agrega la longitud y el grosor de fibra que se mide mediante un aparato que se llama Micronaire.

Muestras de fibra para realizar la clasificación. Cada paño es extraído de un fardo.

¿Para qué se hace la clasificación?
La clasificación se realiza para determinar el grado y de allí su valor comercial. Estos datos también sirven para que otros clasificadores, que trabajan para hilanderías, sepan la calidad de fibra que están recibiendo.

¿Cuáles son los parámetros de calidad?
La calidad varía de un “A” a un “F” separados por “¼ de grado”. Dependiendo de las impurezas y la tonalidad de las muestras va a dar un grado, por ejemplo, un algodón de tonalidad blanca con algunas hojas va a dar un “C”; mientras que un C ½ va a tener la misma tonalidad, pero mayor cantidad de impurezas, y así irá descendiendo hasta llegar a algodones grisáceos. También la calidad desciende por otros motivos, por ejemplo, el algodón que está entrando ahora tiene gran cantidad de fibras inmaduras.

Foto 1: Caja con muestras de calidades ideales

Nuestro país es el único que mantiene su propio estándar. El resto se maneja con el estándar americano. Para compararlos disponemos de cajas de estándares que son realizadas por el Centro de Clasificadores de Algodón de la República Argentina, (CE.C.AL) y están abaladas por la Cámara Algodonera Argentina y la Secretaría de Agroindustria de la Nación. (foto 1).

Así mismo también se hacen las observaciones de micronaire que es una medida combinada de finura y madurez de la fibra de algodón en base al perímetro de la fibra y al grosor de la pared de la fibra.
Se mide con un aparato que por diferencia de aire va a marcar un valor. El valor tiene que estar entre 3,5 y 4,9 para que sea óptimo y es lo que se exige para exportación. En cambio, para las hilanderías tienen que tener valor más acotado, entre 3,8 y 4,2. (foto 2)
Arriba de los 4,9 o por debajo de los 3,5 se sufrirán penalidades.

Foto 2: Fironaire o Micronaire

Otra observación que se realiza es la longitud de fibra que se realiza midiendo el largo, las mismas tienen que estar por arriba de 1-1/16′ (27 mm) que sería el valor óptimo.

Foto 3: Tabla de longitud de fibra

Cuando un productor trae su algodón en bruto, ¿qué hace el clasificador?

Al ingresar el algodón en bruto se lo identifica con una numeración y el nombre del productor, y luego del desmote se recibe el paquete de muestras de los fardos producidos por ese camión de algodón en bruto en la sala.
Aquí empieza el trabajo del Clasificador: recibe las muestras, las analiza en base a todos los parámetros antes mencionados y se va armando lotes homogéneos de grado y tono de color. Así se completan hasta 57 fardos (en el caso de VIEGA) para amar un lote lo más parejo posible. En un camión van dos lotes así conformados, con un peso de aproximadamente 27.000 kg. Estas muestras son las que el Productor envía al cliente final, hilandero o a su corredor para que se analice y se llegue a algún acuerdo de precios y condiciones de pago.
El objetivo de trabajo del clasificador es lograr un lote uniforme en grado, tonalidad y micronaire. En este punto el rango debajo de 3,5 y arriba de 4,9 tendrá castigos, también en longitud de fibra, no podemos mezclar en un camión fibra de 25 mm con una de 28 mm porque son valores distintos que perjudicarían a la hilandería.

¿Cuál es el beneficio para el productor que VIEGA tenga este servicio?
El principal beneficio es tener un servicio completo en un mismo lugar.
VIEGA desmota, clasifica, carga y despacha. Una de las cosas que más interesa en este negocio es la rapidez, la velocidad. Uno puede recurrir a un servicio de análisis más completo con un HVI en una hilandería, pero eso tiene su demora y un costo mayor.
Sin duda que la complementación de servicios que brinda VIEGA es la ideal para esta zona.