Desmotadora de Algodón VIEGA SA

Desmote de Algodón cuidando la Calidad

La Desmotadora de Algodón VIEGA es una planta Desmotadora de Alta Capacidad, cuya construcción se inició en el año 1995, y sacó su primer fardo, el 10 de junio del 96; así que estamos cumpliendo este año 23 años en la provincia, nos cuenta Walter Viegener, presidente de la empresa radicada en Fernández, Santiago del Estero.

Esa era una época gloriosa del algodón, 96,97, 98, con un área de más de 1.000.000 hectáreas sembradas a nivel País.

VIEGA SA es una empresa que le da distintos servicios al productor de algodón:

  • Desmote de algodón en bruto,
  • compra de fibra de algodón o de algodón en Bruto
  • Servicio de clasificación. Esa es la novedad de este año, para ello contamos con una sala de clasificación y un experto en clasificación de algodón.

¿Cómo ve el Mercado de Fibra de Algodón este Año?

Este año las perspectivas de Exportación son muy significativas, ya que se estima que el 65% de todo el volumen será para exportación, y la clasificación jugará un rol fundamental. Nuestra idea al instalar una sala de clasificación en la Provincia es que tengamos una clasificación rápida, y que el productor sepa que tiene en la mano y que tome mejores decisiones de venta sabiendo que tiene disponible.

La clasificación es importante porque no es lo mismo un C 1/2 de un tono que, de otro, no es lo mismo un C1/2 que uno tipo D. La clasificación debe ser homogénea, de tal manera que el lote que se presenta no sea de un rango amplio que tenga desde C 1/2 y un D 1/2, porque esto influye en el precio que te ofrecen por ese paquete. Por eso la clasificación es un elemento vital en el negocio de la fibra de algodón. No es lo mismo un algodón que tiene 28 mm que uno que tiene 25 mm.  Vos puedes tener un C medio de 25 mm y te lo van a pagar como un D 1/4, entonces es fundamental para sacarle más por el mismo fardo.

Vamos a brindar el servicio, tanto al Productor que desmota en VIEGA, como el que desmota en otro lado.

Es probable que tengamos un otoño lluvioso, y que esto afecte las calidades que vamos a tener para ofrecer al mercado interno y externo.

¿Cómo se visualiza la evolución de los precios este año?

Es muy probable que los precios vayan a tener un rango muy ligados a los precios internacionales, a la evolución del tipo de cambio y a la condición de pago. Esta última definirá fuertemente los precios el Productor. Y en los precios internacionales será sumamente importante el acuerdo comercial o no entre USA y China.

Esto significa, en mi opinión, que la exportación será la forjadora de los pisos de precios, y con pagos más cortos que la Industria local. Esta última viene pelándola con un Mercado Interno muy disminuido y con alargamientos de periodos de cobranza, por lo que seguramente buscara plazos de pago más largos reconociendo un mayor precio. Pero no todos los Productores podrán aguantar esos plazos en sus finanzas.

Este año, tenemos una sensible baja del precio de la semilla de algodón fijado por la industria aceitera. Normalmente, la semilla es entregada por el productor como parte de pago del desmote, por lo que será un factor negativo en el costo del desmote al productor.

¿Cómo ve la Producción en nuestra Provincia y en el País?

Santiago tiene un enorme potencial en Algodón, Alfalfa y Ganadería.

Hablando solo de algodón, en primer lugar, la problemática del Picudo es grave, en particular en años lluviosos como este, con grandes capturas desde febrero en adelante. Es necesario apuntar a siembras más tempranas, de octubre a 15 de noviembre para optimizar los rendimientos, realizar una correcta destrucción del rastrojo y llevar un adecuado plan sanitario. El Picudo es un enemigo silencioso complicado, y cuando lo viste en el lote estas complicado. Y eso lo hace un enemigo distinto a los demás. Además, es de salvación comunitaria, no alcanza lo que hagas vos como productor solamente.

En segundo lugar, tenemos lograr aumentar los kilos de fibra por hectárea, para eso necesitamos mejores materiales genéticos, con una ley de semillas cuanto antes aprobada en el Congreso, que contemple los intereses de los pequeños, los medianos y los grandes productores. Argentina está trabajando con 4 variedades y 3 más el año que viene, los brasileros cuentan con 40 y los norteamericanos aproximadamente 100. Eso nos permitirá muchas más posibilidades de adaptarse a los suelos, a los climas, a la latitud. Si nos brindaran los materiales que existen en Brasil o Estados Unidos, tendríamos un 40% de rinde (hoy 33% promedio), estamos hablando de 70 kilos más de fibra por tonelada, en un rendimiento de 3 tos brutas, serian 210 kilos y el productor tendría entre 250 a 300 dólares más de ganancia en el bolsillo. Es un proceso que lleva tiempo, hay que acostumbrarse a comprar semillas de calidad y pagar las regalías, pero si viene ese material, se pagaría solo. Resumiendo, digamos que estamos trabajando con variedades tipo «Falcon» que ya cumplieron un ciclo.

En tercer lugar, en nuestra zona de riego, recibimos el agua del dique de Termas de Río Hondo, pero perdemos la mitad de esta agua en la conducción, y eso significa perder plata. Hay que encontrar la manera de sistematizar los canales, los secundarios y los terciarios. Porque cuando sobra, termina en Mar Chiquita, pero cuando falta, sufre todo el sistema. Y esto es un limitante para el productor y para la cadena obviamente.

Y, en cuarto lugar, tenemos que poder comprar máquinas cosechadoras de última tecnología, nuevas o usadas, libres de aranceles, ya que tenemos un factor que limitara fuertemente el desarrollo del área, ya que no alcanzaran cosechadoras. Las máquinas de rollos nuevas son de una productividad casi 4 veces más que las de canasto, significa que cambia el paradigma de cosecha y de transporte, ya que de mover a granel 16 tns de bruto pasamos a mover 28 tns por viaje.

Y, por último, en quinto lugar, tenemos que reconocer que tenemos fallas estructurales que afectan a toda la cadena: a los productores, los desmotadores, el hilandero, etc. Si la fuerza de esa cadena lo define el eslabón más débil, la única manera de resolverla es sentándonos todos juntos a ver cuáles son los problemas y atacarlos. Eso implica una madurez que hoy no tenemos como sector y que nos limita a ser francotiradores de nuestras posiciones individuales.

 

¿Finalmente, que ofrece VIEGA al Productor Algodonero?

Aquí en VIEGA, queremos dar el mejor servicio de desmote de calidad posible con el algodón en bruto que tiene el Productor. Es tratar a su algodón como si fuera el mi propio.

Es una planta que le va a cuidar el grado, y también le va a defender la calidad cuando vienen algodones complicados, ya que cuenta con varias etapas de pre-limpieza, donde apuntamos a cuidar la calidad.

Este se presenta como un año difícil. Por la situación del país, por las lluvias abundantes que estamos sufriendo y por el resto de las condiciones. Frente a ese cuadro, creo que el productor tiene que mirar no solo el precio de un servicio, sino lo que le haga ganar más dinero. Y eso es saber elegir.